SERVICE STATION

Una posición crítica ante el modelo típico de gasolinera, entre nave industrial y puesto comercial, ha sido el origen de un proyecto con el que Acciona, empresa pionera en el campo de los bio-combustibles, busca crear una imagen de marca distintiva de su actividad, en la nueva autovía que une Pamplona con Logroño. El lugar es un plano artificial creado por los desmontes del trazado viario y enmarcado por el paisaje del Camino de Santiago, frente al pequeño pueblo de Legarda en la falda del Monte del Perdón en el que también Acciona, antigua EHN, instaló los primeros aerogenadores de Navarra. Un programa que exige la máxima eficiencia se incorpora a unos volúmenes que buscan integrarse en el paisaje. No pretende mostrarse como un elemento tecnológico de última generación, aunque lo sea, sino como una pieza arraigada en el entorno, a la construcción del lugar, capaz de integrarse culturalmente en él para convertirse en un punto de encuentro de los viajeros. El plano quebrado de la cubierta incorpora los paneles solares con naturalidad para permitir la autonomía energética de una instalación que acoge la venta de biodiesel, bioetanol y, en un futuro, hidrógeno.