PISCINA CUBIERTA EN TORO

Focus: HORMIGON
Diseñadores: VIER ARQUITECTOS
La piscina municipal quiere ser un edificio austero que sepa dar continuidad expresiva al legado patrimonial de Toro. Para ello, se ha considerato conveniente proponer un elemento de marcado caracter simbolico, conformando el frente de la plaza que quedaria delimitada por la piscina, el Polideportivo Municipal y el Centro de Salud. La piscina se defiende de la climatologia exterior y de las vistas no deseadas mediante un muro perimetral de tierra apisonada que va delimitando la parcela plegandose sobre la zona de acceso. Sobre este muro emergen las cubiertas de los volumenes de vestuarios, y deja entrever la vegetacion de los patios interiores. La escala y disposicion del edificio, así como la textura de los muros y su color, aunque libres de elementos ornamentales, siguen pautas compositivas presentes en la arquitectura monumental de Toro. El carácter cerrado y severo que presenta el edificio al exterior contrasta con la imagen que aparece en cuanto se traspasa el umbral. Las differentes zonas en que se divide el programa cruenta con iluminación y ventilación directa a través de una serie de patios interiores que, además, permiten el control visual de los recintos, haciéndolos trasparentes u opacos según convenga. Además, facilitan el apoyo pasivo a la regulación térmica, permitiendo la ventilación natural desde zonas de sombra. El recinto mayor, que contiene el vaso de piscina, ha de contar con un control estricto de sus condiciones higrotérmicas, por lo que se reduce al mínimo el intercambio con otras zonas y se trata como un volumen autónomo con respecto al resto del complejo.