KINDERGARDEN IN ZARAGOZA

La Escuela Infantil del Casco Histórico supone la materialización de una dotación largamente demandada por el Barrio más antiguo de la ciudad. Emplazada en el Paseo Echegaray y Caballero dentro del actual parque de San Pablo y anexa tanto a las instalaciones de la jefatura de Montes como en la proximidad del rio Ebro, la escuela se sitúa en un entorno idóneo para recoger el encuentro de los más pequeños con la enseñanza. Sobre el carácter paisajístico de la intervención, el edificio es sensible a su entorno, inmerso en un espacio verde con una arboleda cambiante según las estaciones. La Escuela articula sus piezas y crea patios que le permiten incorporar los árboles al edificio. Es muestra todo ello de un profundo respeto por el entorno, como uno de los valores a enseñar a los menores como nuevos miembros de la sociedad. Las fachadas que generan los volúmenes responden con claridad a su contenido y posibilidad interior, cerrando el bloque de servicios así como la zona de dormitorios y abriéndose en toda su extensión el área de aulas al parque. La fachada de las aulas, orientada a la zona verde, presenta una composición abstracta, ordenada mediante bandas verticales y perforada mediante huecos rasgados y estrechos (como troncos de árboles), proponiendo mantener una relación “fondo verde-tronco” en sintonía con su entorno. Desde el interior estos huecos verticales recrearán una percepción de la luz y del espacio muy parecido a la de un bosque natural. Los materiales de fachada permiten tamizar la luz, que entra filtrada por las láminas de policarbonato en colores verdes permitiendo un nivel de iluminación interior máximo y evitando el deslumbramiento.