EDIFICIO JUDICIAL SANT BOI DE LLOBREGAT

Focus: HORMIGON
Un sencillo esquema de tres barras separadas por patios sobre un zócalo queda desdibujado al aplicar una piel uniforme de lamas de hormigón que otorgan al edificio un aspecto tornasolado, opaco en escorzo y transparente desde el interior. La componente vertical de las lamas preside y ordena una plaza de nueva construcción y sugiere una relación con los libros de leyes que revisten habitualmente los bufetes de abogados y notarios. Las lamas se construyen a diferentes distancias y con diferentes ángulos para potenciar en algunos casos vistas desde el interior y en otros proteger visiones desde el exterior. El edificio se adapta con pequeños gestos a la geometría de los viales que lo rodean, pero en contraste presenta una fachada norte completamente lineal, justificada por el tren que pasa paralelo a la calle y para exponer claramente su orientación a la plaza. Cuando el sol inunde los patios algunas lamas de la fachada norte brillaran iluminadas por detrás en un efecto escenográfico. En planta baja se ubican las salas de vistas con una relación directa con el espacio público de la plaza, y en las plantas superiores las oficinas judiciales. Cuatro núcleos en las cuatro esquinas permiten los diferentes recorridos de jueces, abogados, acusados y público.